Gallardo rechaza “el amago de una autonomía leonesa” aunque cree que León “ha sido maltratada durante mucho tiempo” por el Gobierno central

El vicepresidente de la Junta apuesta por el potencial de la provincia pero insiste en que no es necesaria una comunidad autónoma propia

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, expresó hoy la oposición de Vox al “amago de una autonomía leonesa” aunque reconoció que la provincia “ha sido maltratada durante mucho tiempo” por decisiones del Gobierno central, que el autonómico trata de reparar, pero recalcó que para ello no es necesario crear una comunidad propia.

“El amago de proyecto para una autonomía leonesa contará con nuestra oposición”, enfatizó en su comparecencia en la Comisión extraordinaria de la Presidencia de las Cortes para exponer su gestión en la mitad de la legislatura, donde desgranó datos y programas de las consejerías que dirige Vox, como las de Agricultura, Industria y Cultura.

Según el vicepresidente, “León hizo grande a España. Como también lo hicieron Castilla y otros territorios que alumbraron este proyecto nacional que ha marcado el rumbo de decisivos episodios de la historia de la humanidad”.

“A León, España le debe mucho. Pero estoy convencido de que León merece algo mejor que un defensor del pueblo autonómico, un consejo consultivo propio y otro parlamento, a pesar de ser como todos reconocemos, incluidas las instituciones internacionales, cuna del parlamentarismo”, argumentó.

Después de la aprobación de la moción a favor de la autonomía leonesa con los votos de PSOE y Vox en la Diputación Provincial, García-Gallardo afirmó que “León ha sido maltratado durante mucho tiempo”, en referencia al “cierre injustificado y precipitado” de minas y de centrales de producción de energía, de lo que acusó al Gobierno.

Sin embargo, manifestó que “para esa reparación no es necesaria una comunidad autónoma propia, sino volver a creer en el potencial de León y facilitar su desarrollo económico”, línea en la que aseguró que trabaja la Junta con “un incremento notable de las inversiones” en cada presupuesto.

“Todo lo demás es confusión, aparte de ruido innecesario e inútil, que no hace más leoneses a quienes lo propician”, advirtió. “Nosotros seguiremos reivindicando nuestra patria grande que es España y, cada uno, su patria chica, insistiendo en la idea de que España fortalece su unidad desde la diversidad territorial y cultural”, sostuvo. “Las banderas de León y de Castilla seguirán siendo siempre bienvenidas en los actos públicos en los que yo participe”, remató.

 

Agresiones

En clave nacional, criticó la Ley de Amnistía y “los insistentes ataques a los jueces están deteriorando gravemente nuestro Estado de Derecho” y calificó de “escándalo” la financiación a la carta para Cataluña, que enmarcó en “un nuevo ejemplo de medidas que buscan comprar apoyos parlamentarios con el dinero de todos para constituir gobiernos sectarios”, en referencia a Salvador Illa en Cataluña.

En este punto, subrayó que la Junta se ha opuesto a “estas agresiones de forma inequívoca”, en el marco de sus competencias, y recordó que se prepara el recurso contra la Ley de Amnistía anunciado tras una reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno el pasado 4 de noviembre, “a petición de la Vicepresidencia”.

Explicó la oposición “frontal a los privilegios en materia de financiación” que, en su opinión, “se están gestando y que son un auténtico robo y ataque para los ciudadanos de Castilla y León y el resto de la España leal, tantas veces castigada por unos y otros”.

Te puede interesar