Switch Mobility «aplaza» su decisión de implantación en Valladolid hasta 2026 por la “actual situación de incertidumbre» del mercado del vehículo eléctrico

El alcalde recibe una carta procedente de la compañía en la que se informa de esta "demora" con el fin de "actualizar estrategias y replantear objetivos"

El alcalde de Valladolid, Jesús Julio Carnero, trasladó hoy que Switch Mobility ha optado por “suspender y aplazar” la decisión de implantación en Valladolid hasta 2026 debido a la “actual situación de incertidumbre del mercado del vehículo eléctrico y todo lo que tiene que ver con la movilidad electrificada”.

Una noticia recibida en el día de hoy a través de una carta enviada por la compañía al Consistorio, donde se apunta a la “demora” en dicha implantación del proyecto “en tanto en cuanto se vislumbre cuál es el grado de compromiso del proceso de electrificación y el avance del mismo”, añadió Carnero.

En dicha misiva, Switch Mobility recuerda que hace más de tres años optó por centrarse en Valladolid con el propósito ampliar el ámbito de actividad al territorio la Unión Europea y la actividad desarrollada “ha sido muy diversa y muchos los objetivos conseguidos”.

No obstante, reconoce que como consecuencia de la “incertidumbre generada en el mercado del vehículo eléctrico y en el sector de la electromovilidad, en general, ha sido necesario actualizar estrategias, replantear objetivos y adaptar el calendario actuación a los tiempos del mercado, que son sustancialmente diferentes a los previstos inicialmente cuando se puso en marcha el proyecto en 2021″.

Por ese motivo, remarcan que este “reajuste” obliga a “suspender y aplazar” hasta el horizonte de 2026 las decisiones relacionadas con el proyecto vallisoletano, a la “espera de la evolución del mercado y de las posibilidades reales y efectivas de crecimiento del sector”, informa Ical.

“Si bien este aplazamiento tendrá algunas consecuencias prácticas en la tramitación licencias y obtención de permisos, obligándonos, en algunos casos, a dar un paso atrás respecto a lo ya conseguido, e incluso a renunciar a licencias ya obtenidas, esto no implica ninguna renuncia al proyecto emprendido, sino simplemente adaptación a las nuevas circunstancias”, indican desde la compañía.

A este respecto, Carnero subrayó que desde la Administración municipal “existe un compromiso firme en facilitar la implantación de la empresa en Valladolid”, por lo que dejó claro que su trabajo se centra en «posibilitar que estos proyectos se puedan materializar en la ciudad”.

Te puede interesar